La prosperidad

prosperidad
Hace poco escuché a alguien decir: “Cuando alcanzas la verdadera prosperidad todo lo que necesitas viene a ti en cada momento que lo necesitas,no tienes que pensarlo ni buscarlo.” 
Es importante tomarnos un momento, un respiro; apartarnos de la vorágine que es la vida, esa que nos demanda y nos hace desear una cosa tras otra. Detente y observa la prosperidad en tu vida.
Algunas veces las constantes demandas de la vida, los constantes deseos de superación y crecimiento pueden engañarnos y hacer que nos enfoquemos en la carencia, aquello que “nos falta” tener/lograr. Desde mi punto de vista, aún aquellos que ven carencia tienen una vida próspera, es solo que aún no se han dado cuenta.
Aquello que deseamos no necesariamente es lo que necesitamos, y por lo tanto, la prosperidad no es tener todo lo que deseamos.
Anuncios